La esquizofrenia estadounidense con las drogas

Son 29 los estados que han legalizado la marihuana, pero al mismo tiempo tienen una emergencia nacional por el consumo de opiáceos. Acá un resumen de la esquizofrenia con las drogas que tiene los gringos.

Leer más

Si algo hacen bien los norteamericanos es vender y encontrarle negocio a todo.

Con el cannabis no ha sido diferente y en la actualidad es una industria  valorada en 6.000 millones de dólares según el banco de inversión Cowen & Co.

Y como industria en expansión, las oportunidades de negocios crecen de las formas más variadas. Por ejemplo, esta semana nos enteramos de dos negocios ligados a la marihuana y que son bastante especiales y a años luz de nuestra realidad.

El primero fue difundido por el sitio GQ México y que da cuenta de un nuevo modelo de negocio que prospera gracias a la venta de marihuana con usos recreativos.

Se trata de una tendencia en alza (como nos gusta usar esta frase a los periodistas) y que consiste en tener en una fiesta de matrimonio o evento, una “barra libre” de marihuana en todas sus formas y usos.

La empresa que se le ocurrió esta genialidad se llama Loveandmarij.com y en su sitio web ofrecen servicios de banquetería cannábica .

Dicho de otro modo, puedes contratar a gente que se dedique a rolar pitos, preparar vaporizadores y dejar los bong limpios y cargados.

También puedes gozar de los placeres culinarios ligados al cannabis agregando un servicio de la coctelería, comida y postres.  Eso sí, debes estar  en uno de los cuantos estados donde puedes consumir cannabis con fines recreativos (California, Massachusetts, Washington, Arkansas, Florida, Montana, Nevada, Columbia, Oregón, Washington y Colorado, por mencionar algunos).

Un pueblo entero dedicado al cannabis

Las fiebres en California parecen que son cíclicas. Si en su tiempo el oro revitalizó la economía local hoy el oro verde está haciendo lo mismo.

Tanto ha llegado el boom del cannabis recreativo en California que la empresa American Green compró por 5 millones de dólares  Nipton, un pueblo abandonado en California.

La compra fue total e incluyó una escuela, una oficina postal, un centro oficial de votación, un montón de pequeños negocios polvosos y un hotel completo de cinco habitaciones, edificado hace más de cien años. Además de 120 acres libres para cultivo.

Nipton actualmente cuenta con 20 habitantes y se encuentra en el condado de San Bernardino (California), es un antiguo pueblo minero donde American Green pretende armar su centro de operaciones y un centro turístico del cannabis.

El otro lado: emergencia nacional por opiáceos

Mientras la regulación del cannabis en varios estados ha generado normalización y grandes utilidades económicas. El problema de los opiáceos en Estados Unidos ya tiene carácter de epidemia.

El presidente Trump que entre su discurso siempre se desprende que las drogas son un problema de la inmigración y su frontera con México, ha declarado que lo que ocurre con la heroína es una emergencia nacional.

Y vaya que lo es: cada día, 91 estadounidenses mueren por sobredosis de opiáceos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), un problema que se ha disparado desde comienzos de siglo y que está relacionado con el aumento en la venta con receta de analgésicos, que se ha cuadruplicado desde 1999.

Esta venta legal de analgésicos como OxyContin o Vicodin ha generado una masiva adicción de estadounidenses que se han enganchados en la heroína porque es más barata.

Miremos a los gringos porque las formas de uso de las drogas tienen mucha relación con el tipo de sociedad que las consume.

Esperemos que nuestro constante interés por el estilo de vida norteamericano no nos termine contagiando de un problema tan complejo como la enorme adicción los analgésicos opiáceos con receta retenida.

Por otra parte, y sobre la normalización de la marihuana, es un camino que también hay que ir observando y replicando las mejores iniciativas que surjan de la experiencia de legalización del cannabis medicinal y recreativo.

Leer menos

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *