Daya presentó caso de carabinero que fue absuelto por uso medicinal

Este martes, la fundación convocó a una conferencia de prensa para dar a conocer la victoria en tribunales de ex cabo segundo David Araya, quien había sido acusado de traficar con cannabis.

El 2010, siendo carabinero en servicio e intentando detener a un sujeto, Araya sufrió un grave accidente que lo dejó con secuelas y dolores crónicos de por vida. Ante la demora en la entrega de los medicamentos por parte de Carabineros de Chile, y ante la ineficacia de los mismos fármacos, optó por recurrir a las propiedades terapéuticas de la marihuana; la plantó, la consumió y también debió comprarla en el mercado ilegal.

El 15 de abril del 2015 fue detenido por la OS-7 de Carabineros con 7 gramos en la calle. Fue dado de baja por “mala influencia” y mal elemento para la institución, y la Fiscalía –con un par de ‘evidencias’ muy débiles– lo acusó de microtráfico y cultivo.

Por varios meses, el ex carabinero no recibió sueldo y tuvo que subirse a las micros de Santiago para subsistir como vendedor ambulante, con una muleta que lo acompaña hasta el día de hoy.

Recurrió a Fundación Daya y esta puso a su disposición a su directora técnica, Alejandra Ahumada, quien junto al doctor Francisco Carrera y el abogado y socio fundador de revista Cáñamo, Pedro Mendoza, asumieron su defensa judicial.

El jueves 17 de marzo del 2016, en virtud de su condición de usuario medicinal de cannabis y de la inconsistencia de las pruebas presentadas en su contra, el 4° Tribunal Oral en lo Penal de Santiago levantó los cargos y lo declaró inocente. El veredicto fue ratificado en la lectura del fallo, cuatro días después.

“Hoy estamos aquí para comunicar un triunfo de la justicia, un triunfo de la salud”, fueron las primeras palabras de Ana María Gazmuri, directora ejecutiva de la ONG, en una conferencia de pren que se realizó en la casa matriz de la ONG, en Providencia, y que contó con la participación de varios medios nacionales.

“Un uniformado, antes que uniformado es un ciudadano como cualquier otro, y para todos ellos el autocultivo de cannabis para uso medicinal está permitido”, aseguró Gazmuri. “El artículo 14° de la Ley 20.000 estipula que los uniformados pueden hacer uso medicinal de cannabis”, agregó.

Ahumada, quien actuó como perito químico en el juicio, sostuvo que “lo importante es que aquí se marca un precedente en un caso no menor y los tribunales se están dando cuenta de la utilidad de esta planta y lo están dejando plasmado en este tipo de fallos”.

Mendoza, por su parte, destacó la importancia del fallo judicial, dado que reconoció como lícito el uso terapéutico de la planta, “independientemente de si tenía una evaluación previa a la época en que (Araya) fue detenido”. “Lo importante es que el tribunal reconoció el uso de cannabis en un tratamiento médico”, puntualizó.

Lee los detalles de esta historia y el testimonio de su protagonista en nuestra edición de abril.

Related Post

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *